martes, 18 de abril de 2017

DOMESTICACIÓN INFORMATIVA

Recientemente he recibido, por vías diferentes, una aberrante grabación demostrativa y en directo, de la ilimitada posibilidad manipuladora que los actuales medios de divulgación sociales nos permiten... y a muy bajo costo.

El caso que refiero lo ocupa un aparente trágico atentado terrorista, burdamente fingido y llevado a cabo en un inespecífico país árabe.

Como si de una pésima película "B" yanqui se tratara, se nos muestra cómo unos individuos preparan un mecanismo explosivo en el interior de un coche para poco después hacerlo estallar, a distancia, convirtiéndolo en impactante chatarra en llamas.

Seguidamente y a la carrera se dispersan sobre el próximo suelo, en distorsionadas posturas, un grupo de personas (niños entre ellos) aparentemente afectados por la honda expansiva.

McLuhan nos decía: "el medio es el mensaje", mantra acuñado por el célebre filósofo canadiense, tratando de significarnos que, igualmente, el mensaje es el medio.

A veces un planificado reality show se demuestra suficientemente capaz de influir, socialmente, en incomprensible excesiva audiencia (Tele 5).

¿Nos debiera, pues, resultar irreflexivo que unos grises cerebros universitarios (Podemos) hayan intentado obtener rentabilidad popular con su tramabús blues, en este nuestro país, ya supuesta y suficientemente occidentalizado?

Por si sí, por si no, lo que sí tendríamos que reconocer es que Edmund Burke se mantiene vivo y coleante. La vigencia de su clásica expresión, "cuarto poder", con la que solía denominar a la prensa de su época, sigue acertada (fuerza influenciadora, ahora desaforada si cabe: radio, televisión, internet, etc).

Muy pocas dudas, por otra parte, nos quedarán respecto a la propiedad de los grandes medios de información actuales (tanto privados, como también y más inaceptable, públicos). Los poderes económicos y del mercado son los acaparadores absolutos de su dominio puestos a su exclusivo espurio servicio. 

Estos medios de la comunicación no se limitan a la transmisión de hechos en forma neutral, ni siquiera a reflejarnos la opinión pública, sino que precisamente vienen a ser los propios creadores de dicha interesada opinión pública.

Por las más habituales y chirriantes conclusiones interpretativas a que oigo llegan múltiples debates de bar, me confirmo en creer lo acertado de estos ínclitos directores de escena eligiendo tan dúctiles guionistas y contundentes medios teatrales... demuestran, con ello, el atinado conocimiento sobre el "paño" a tratar" (no se entendería, de otra forma, tanta feligresía seguidora... y votante).

¿Es que nuestra conciudadanía es finalmente tan ciega y  sumisa? ¿No ostentábamos fama de rebeldía y fiereza?

Si la castrense Ministra "pepera" (durante nuestra inmediata pasada "semana santa") se permite ordenar que las banderas institucionales de la milicia española sean izadas a media asta... por la muerte de Jesús. Si la belicosa y temida Legión española, aojaba en sus poderosos hombros la divina obra del Ecce Homo, en marcializada marcha al pelado grito de "soy el novio de la muerte"; y si el exministro Fernández Díaz impuso -anteayer- alguna que otra meritoria cruz militar a virginales imágenes ¿porqué no creer en la eficacia potencial del itinerante escaparate "podemista", recordándonos tan generalizada, impune y contaminante corrupción derechista al uso?

¡"COSAS VEREDES, AMIGO SANCHO"!


jueves, 29 de diciembre de 2016

LA MANO NEGRA

Nuestro deshumanizado Occidente, egoístamente mercantilista y militarizado hasta los dientes, generador de planificadas, interesadas e interminables guerras, se encuentra en la actualidad ideológicamente laminado.

Inermes y sometidos sus Pueblos al omnímodo capricho de los poderosos, desistidos de todo derecho práctico (preteridos a límites de oscurantistas siglos). Enmudecidos por leyes contranatura y subyugados por el salvaje e impío sistema económico -ahora globalizado-, parecieran de total inutilidad los esfuerzos de aquéllos sesudos pensadores que intentaron, vemos que en vano, despertarnos de tanto letargo histórico.

Platón, Moro, Rousseau, Marx, Engels, Bakunin, Gramsci, y siguientes, quedan tan solo, entonces, como simples teorizantes ilusos de otros imposibles mundos.

El congénito y general egoísmo humano se demuestra claramente prevalente frente a trasnochados valores morales. La ética y justicia sociales conjugan mal en los tiempos presentes; el viejo motor que nos haría avanzar hacia el logro de aquéllas ya lejanas utopías, marcha ahora renqueante y con muy escaso contenido lubricante, agostado por mera inanición.

También quedaron muy atrás esas cíclicas y cruentas revueltas populares frente a los abusos regios, archivadas en el tedioso silencio de biblioteca y vestidas del humillante polvo del olvido, convertidas en simples efemérides literarias... lecciones igualmente desaprovechadas por los humillados de siempre.

Es la fría, cruel y robotizada ley de los mercados la que llevamos impresa a fuego como la más inapelable norma de vida, como único personal afán. Es el salvajismo del poéticamente denominado "libre mercado" el que rige nuestros pasos, cada vez más exento de reglas de juego limitantes. El completo espectro partidario del momento, sea cual sea cada aparente distintiva "Rosa de los Vientos" que les dirija, también sometido al imán sonoro de las sirenas capitalistas... poca capacidad de maniobra nos resta entonces.

Aún así, en nuestra querida "piel de toro", ciertos y muy específicos capítulos recientes nos han acercado, sorpresivamente, a oportunidades únicas para cambiar nuestros aparentes designios, a ocasiones inéditas de iniciar otros más halagüeños caminos. Pero han sido de nuevo esas egocéntricas, inamovibles y dogmatizadas reglas de grupo, que sumadas a los más oprobiosos exacerbados individualismos, erigieron el insalvable óbice para la conformación del necesario mestizaje político que nos conduciría hacia tan ansiado punto de salida transformadora... ¿la mano negra?

Fruto de tanto fracaso reincidente, la desidia, la desgana, el descrédito, la desafección ciudadana hacia sus representantes institucionales han llegado al mayor distanciamiento, a veces a inaceptables renuncias, a la displicencia más desidiosa y letal.

¿Qué misterioso aura, qué clase de epidémico virus invade nuestra tribu, a nuestros ahora sí, cultivados pobladores; qué invisible "Torre de Babel" trastoca nuestras lenguas haciéndolas extrañas al común entendimiento? 

¿Es que acaso ha vuelto la "Mano Negra?








jueves, 1 de septiembre de 2016

¿QUIÉN EQUIVOCA A QUIÉN?

¡Cuánto cuesta desprenderse de las secuelas autocráticas!.

Borrar la alienación impuesta a la sociedad española, amordazada y amenazada por el Régimen franquista durante casi cuarenta años (varias generaciones entre tanto), constituye una labor difícil y prolongada -mucho más de lo deseable-.

A dichas generaciones nacidas durante el autoritario terror fascista, se les educó (al menos desde las escuelas públicas) en la "Formación del Espíritu Nacional" y del más férreo Nacional Catolicismo -no en vano la mayor parte del profesorado había sido seleccionado de entre las filas falangistas-.

Si hasta Viriato "fue español"; si los comunistas portaban cuernos, rabo y tridente; si teníamos que formar en "prietas filas" e izar las tres banderas vencedoras y cantar el "Cara al sol" y "Montañas Nevadas"; hacer el saludo romano al entrar en las aulas, o al cruzarnos con algún profesor. Cantar "Con flores a María", en mayo, y rezar el "santo rosario" con frecuencia.

Si además de todo ello, después, con la conciencia intelectual bajo supuesto íntimo y exclusivo control personal, los más, sucumbieron a la inducida seducción del fútbol y los toros; y si las féminas dedicaron las prioridades a prepararse para el general y sagrado oficio de "ama de casa", obtendremos el ideal objetivo planificado por el franquismo: una sociedad dócil, adocenada, y sometida a su absoluto control.

Tras la muerte del dictador y una vez recorrida la difícil y traidora "Transición"; después de obtenida la falseada democracia española (no hubo ruptura política previa), jamás se hizo, deliberadamente, ninguna pedagogía política -ningún gobierno se ha mostrado interesado ...hasta ahora-.

Una de las nefastas consecuencias de lo antedicho son, sinceramente así lo creo, los paradójicos e incomprensibles resultados electorales en España.

¿Cómo, si no, puede entenderse que la ciudadanía española siga otorgando su confianza al más corrupto partido político que ha gobernado (más bien mangoneado y robado) al país durante tanto tiempo, pendiente en la actualidad de gravísimas sentencias acusatorias, y con muchos de sus máximos líderes obligados inquilinos carcelarios?.

Por otra parte, ¡cuánta indeseable ambición humana!; ¡cuánta debilidad, también!; ¡cuánta dependencia crea el afán arribista!.

Los dúctiles devaneos y compromisos con los fácticos poderes (siempre "pagaderos"), de centenarios partidos políticos que se proclaman de izquierdas, están condicionando e impidiendo un posible -aunque dificultoso- gobierno progresista-, en tan críticos momentos para España.

Y es a ésto precisamente a lo que no se tiene derecho, a engañar a la ciudadanía. Si, finalmente, el PSOE (sus cúpulas directivas: Comité Federal) ha tomado otras sendas ideológicas, están, además de en su legítimo derecho -a expensas de lo que digan sus bases-, sobre todo, en la moral obligación de confesarlo y hacerlo público.

No se debe permitir que gran parte de sus votantes crean estar eligiendo, en las urnas, una opción política diferente (muchas veces enfrentada) a la que dicho partido afirma defender en su propaganda electoral.

Si se pudiera exigir, bajo seria sanción, el lineal y específico cumplimiento ideológico partidario de cada Organización política nos iría a todos mucho mejor ...


Toni Fernández
Secretario de Organización, Madrid
Alternativa Socialista (CLIAS)

viernes, 19 de agosto de 2016

CARTA ABIERTA A CLIAS-AFILIADOS Y SIMPATIZANTES

"Se conoce como coalición política, alianza política o bloque al pacto entre dos o más partidos políticos, normalmente de ideas afines, para gobernar un país, una región u otra entidad administrativa" (Wikipedia).

Dicha genérica definición desarrolla, seguidamente, cuáles suelen ser los más plausibles objetivos prácticos que pretenden dichas operaciones.

Siendo éstos naturalmente ciertos, en ocasiones, dichas miras pueden encerrar alguna que otra diferente meta: la simple suma aritmética, por ejemplo, (hacer más grande a un determinado grupo militante).

Es decir que no siempre, ni en "primum movens" necesariamente, la intención de concordar bloques políticos han de ir dirigidos, ni al acceso de gobiernos, ni a institución ninguna.

Lo que no resulta enmascarable, en todo caso, es que este propósito de crecimiento implicita la aspiración de incrementar su fortaleza competidora, ya sea sobre la arena electoral, como también y desde luego, respecto a alcanzar una mayor capacidad de influencia socio-política. Estarían procurándose, por tanto, unas mayores garantías de equiparidad (o, ¿porqué no?, de primacía) frente a sus pugnantes organizaciones.

Esta prioritaria finalidad práctica viene generada desde la propia raíz de todo grupo político que se precie. Me resulta excesivamente manida (y falaz) la general crítica negativa que, desde las respectivas abanderadas portavocías, recriminan a aquéllos otros oponentes que no esconden sus ansias hegemónicas -quienes no las persiguen suelen renunciar a ello por su más elemental imposibilidad-.

A día de hoy, a nadie medianamente informado le resulta relativamente dificil discernir de entre los distintos ropajes que visten al actual espectro político español; lo que, en el caso de cuadros políticos, militantes de base, o simpatizantes activistas, la posibilidad de errar en la respectiva identificación clasificatoria ideológica, o de métodos, queda indubitablemente minimizada.

Nuestro actual panorama político se encuentra en una ardua encrucijada para nada peculiar. El surgimiento de partidos de nuevo cuño (ante la inoperancia del clásico bipartidismo) ha trastocado cualquier lógica analítica previa -en estos momentos las agencias demoscópicas se encuentran en serio riesgo de viabilidad-.

La autoría del dramático estado social a que se nos ha marginado, como bien sabemos, corresponde en exclusiva a la conducción alternativa de los gobiernos neo y socioliberales del PP, versus PSOE, junto al incondicional abrigo de las "impagables recomendaciones" de las instituciones europeas.

El segundo desnaturalizado partido citado (PSOE), reconozcámoselo, sí que logró específicos y parciales avances sociales hacia ese, ahora congruentemente demeritado Estado del Bienestar. Y... sorprendentemente fueron ellos también, sus mismos electos representantes -entonces combativos protagonistas en persecución de tan anhelado objetivo- quienes, en una primera peripecia insospechada y pérfida, nos "pusieron bajo los caballos" del encarnizado enemigo capitalista, reduciendo drástica y arteramente nuestro hasta entonces optimista horizonte.

Pero han sido los ínclitos relevos "peperos" en la gobernanza del país quienes, no solo han prolongado sine die nuestro deterioro convivencial, sino que las incrementadas medidas austericidas supranacionales, cumplimentadas todas con inmediata celeridad por este conservador partido, han marginado a nuestra ciudadanía a extremos humanamente insostenibles.

En mi opinión sin embargo, nuestros sorprendentes factores políticos devenidos en las más recientes fechas, han propiciado la aparición de estimulantes renovadores aires de cambio (dos comicios generales en este mismo año, y a las puertas de un tercero a sus postrimerías, si los dioses de los creyentes no lo remedian).

En la primera de las oportunidades fueron los estúpidos espurios intereses,  los pretenciosos egoístas protagonismos, o simplemente los teatralizados "postureos" de los máximos líderes políticos (también desde la supuesta izquierda) los que echaron por tierra las plausibles esperanzas de muchos de nosotros, nos desdeñaron de forma imperdonablemente irrespetuosa.

Teniendo en cuenta que el imprevisible devenir político de nuestro país curiosamente (o no tanto) se refleja sustantivamente en todas las formaciones partidarias -en estos momentos absortas en dilucidar qué alternativo horizonte les es más propicio-, Alternativa Socialista está, como los demás, igualmente obligada a elegir su inmediato próximo camino de entre las más viables disyuntivas venideras. 

Cuantos/as quienes, de una u otra manera, estamos comprometidos con la política activa, la presente grave incertidumbre debería obligarnos, cuando menos, al más serio y reflexivo ejercicio de estudio y a su posterior corresponsable debate intrapartidario, sin prejuicios, serenamente y con la suficiente intelectual frialdad que merece.

A ese propósito y en nuestro caso, contamos con el adecuado foro común, Alternativa Socialista, y con los más operativos, inmediatos y modernos medios de comunicación; ya lo venimos haciendo desde prolongado tiempo con intercambio de opiniones, discusiones argumentales y sugerencias, todos de calado político. Como documentación referencial y consultiva tambien contamos con diversas Actas conclusivas de nuestras precedentes asambleas del Comité Federal y Secretariado Permanente, así como con sesudos trabajos analíticos de autoría interna.

Precisamente mis más inmediatas  referencias del inicio eran encauzadoras y absolutamente  intencionadas: exponía distintivas posibles finalidades justificativas de colaboración partidaria, praxis corriente y entendible por todos.

Mientras tanto, al menos en mi caso, sigo manteniendo mi absoluta coincidencia con el hasta ahora oficial ideario de nuestro Grupo (CLIAS): partido mosaico de la izquierda; socialista democrático, republicano, federalista, laico, ecologista, feminista, defensor de los trabajadores, de la justicia social y de los derechos humanos.

En todo momento continuaré exigiendo su total horizontalidad y transparencia y, consecuentemente, la plena libertad de expresión, opinión y derecho a la discrepancia entre sus integrantes. A la general información censal federal, funcional y orgánica, así como a la participación activa (con voz y voto de cada militante -si no existe ningún condicionante estatutario- …por cierto, este último y a mi parecer, muy susceptible de actualización).

Si lo aquí expuesto se admite como conveniente en CLIAS, sugiero entonces, que la elección de los siguientes capítulos a escribir por Alternativa Socialista resulten lo mayoritaria y suficientemente consensuados con ocasión de la próxima Asamblea General, en Madrid.

Confío, pues, poder compartir con vosotros/as, en socialista fraternidad, el mejor de nuestros  éxitos  asamblearios el próximo octubre, habiendo acertado con el más conveniente, fructífero y firme camino hacia la consolidación de Alternativa Socialista y su proyección política.

¡SALUD Y  REPÚBLICA!.

Toni Fernández
Secretario de Organización (Comunidad de Madrid)
Alternativa Socialista (CLIAS)












jueves, 31 de marzo de 2016

TIEMPOS MODERNOS

Nuestra tan socorrida y frecuentada Wikipedia nos define, según el concepto amplio de política, como: "toda actividad, arte, doctrina de opinión, cortesía o diplomacia, tendientes a la búsqueda, al ejercicio, a la modificación, al mantenimiento, a la preservación o a la desaparición del poder público".

"... es una actividad de la que es muy difícilmente sustraerse, por encontrarse en casi todos los ámbitos de la vida humana".

Pero también, en su vertiente histórica, se manifiesta como el ejercicio del poder en relación a un conflicto de intereses.

Y precísamente trataré de basar mi reflexión de hoy desde esta específica perspectiva de confrontación de intereses sociales, desde su definición denominada "intermedia" y que viene a incorporar el medio y el fin de la política (bien común); es decir, entendiéndola como la actividad de quienes procuran la obtención del poder, con vistas a un fin vinculado al interés general, o del Pueblo.

Existen, lo sabemos, dos básicas ejecutorias políticas: la dogmática y la funcional.

La política funcional, la que admite discreción interpretativa (típica en práctica democrática) es la linearidad aplicada a un determinado proceso que facilite la toma de decisiones establecidas, según ideologías concretas; por lo tanto congruentes con el pensamiento global de un determinado grupo de representantes públicos, requeridos para gestionar dichas actividades políticas.

Pues bien, una vez asumida la general aceptación del sistema capitalista (o edulcorado "libre mercado"), como el menos malo de los sistemas económicos (a semejanza de la democracia, como el menos nocivo método de gobierno), dicha fórmula económica debiera ser regulada, modulada y dirigida, políticamente, por aquéllos representantes cuya praxis, según su particular ideología, conllevara más fácil y rápidamente, a la consecución del mayor bien general.

Siendo esto así, abstrayéndonos de nuestro proceloso curricular histórico nacional y siendo virulentamente vigente -según nos demuestran los hechos- la lucha de clases en nuestra actual sociedad, igualmente deberemos poder contar con un satisfactorio y suficiente espectro ideológico opcional que nos posibilite la elección de ese idóneo gobierno que sepa interpretar y tratar de llevar a cabo la pretensión mayoritaria de los españoles.

Toda lucha de clases no es sino la consecuencia que viene a desencadenar la existencia de muy contrarios intereses sociales, según el marxismo, o materialismo histórico.

El espectro político básicamente está fundamentado en ciertos ejes, siempre condicionados a específicas situaciones históricas y sociales, actualmente organizadas a través de sociedades o grupos políticos (partidos). Este sistema se autodefine, según sus declaradas oficiales ideologías, en partidos de "derecha", o de "izquierda".

Cada ideología, "derecha, o izquierda" deberá estar basamentada en unas determinadas y bien diferenciadas gamas de valores y creencias (conservadurismo y teocracia: "derecha"; socialismo y comunismo: "izquierda").

Nuestra reciente historia política (desde la "Transición") enseguida nos subsumió en una clásica alternancia bipartidista, dicotomía perniciosa que nos ha traído hasta el presente caos representativo español.

Tan prolongada consecutiva misma alternancia en el poder gubernativo ha posibilitado el mayor de los "acercamientos" y permeabilidad a nuestras instituciones de los clásicos poderes fácticos alcanzando el más obsceno y generalizado de los niveles de corrupción, amén de la máxima desafección política.

Consecuencia directa de tal situación es la aparición (por pura necesidad) de partidos de nuevo cuño -a diestra y a siniestra-. Alternativa Socialista, Equo, Compromis, las CUPS, Mareas, Ciudadanos, son los mayores y más destacados ejemplos.

Su incorporación en la contienda electoral está plenamente justificada dada la insatisfacción y saciedad de nuestros conciudadanos con "los de siempre", generadores de la citada situación de corrupción, de inoperancia legislativa, cuando no, decisores de contrarios intereses generales en su acción política que han deteriorado nuestra situación social hasta la más absoluta insoportabilidad.

Fue precisamente ese ostentoso y oneroso vacío político opcional, esa suciedad mancilladora, el reiterativo incumplimiento programático, ese desesperanzado panorama político, el que motivó la necesidad de cubrir tales y tan perentorias insatisfacciones identitarias.

Y esos otrora poderosos partidos se "conduelen" y claman de su pérdida de credibilidad (ganada a pulso), de su verdadero alejamiento de la sociedad real a la que pretenden seguir subyugando -tarea del todo, ya, imposible-.

Pero ...¿qué esperaban de los que presuponían ilusos y dóciles ciudadanos?, ¿que iban a persistir engañados mucho más tiempo?.

Los crudos resultados electorales les han abierto, un poco más, los ojos; aunque todavía, me temo, que insuficientemente. Muchos de sus antiguos simpatizantes parecen haber cambiado de opinión. El desdén, la más ácida crítica, el abandono final de esa sempiterna aparente fidelización a unas honorables siglas también les evidencian su merecido oprobio...

Con auténticos equilibrios malabaristas se están viendo obligados a negociar "algunos" en el intento de lograr un gobierno de mínima viabilidad, que para nuestra mayor desesperación, dada la extrema fragilidad  ideológica y ductilidad versátil con que se revisten (o tal vez gracias a su inexistencia) incluso pudieran llegar a concretizar ...para mayor dolor y escarnio de nuestro Pueblo.

En fin, TIEMPOS MODERNOS ...      

martes, 8 de marzo de 2016

PREGONEROS DE PACOTILLA

Aunque de origen diverso, ¡cuánta erudición en nuestro refranero!.

En estas últimas pero ya numerosas agitadas jornadas políticas venimos registrando multiplicidad de intercambios recriminatorios, acusaciones de pesado calado, malsonantes vocablos barriobajeros y hasta graves personales epítetos.

Nuestro rico Diccionario de la Lengua nos ofrece posibilidades cuasi infinitas para describir y expresar, desde nuestros más íntimos y nobles sentimientos de amor, hasta el más horrendo y deshumanizado adjetivo imaginable.

"Calumnia que algo queda", nos dice uno de los más usuales refranes castellanizado (paremia de origen latino: Bacon); contrario al que nos asegura: "cuando el río suena, agua lleva".

Es decir que, como el "Don Tancredo", Don Mariano, nos recordó el otro día: "nada es verdad, ni es mentira, sino del color del cristal conque se mira" ...

Pues bien, lo que nos traduce el poso recogido tras el "¡Cuán gritan estos malditos!" donjuanescos, lo que de limpio resta tras la separación de la paja, la verdadera "chicha" que no ofrece vuelta de hoja, es que los verdaderos gerentes del PSOE (baronías y secuaces) han agostado, han vaciado el contenido etimológico de sus originarias honrosas siglas. Ni el partido que dirigen es, ya, obrero, ni mucho menos socialista.

El vellocino del poder y del dinero, los veleidosos cantos de sirenas, han subyugado a sus pilotos; en lugar de taponarse los oídos (caso homérico), se han venido a obturar cualquier posibilidad de contrición... no digamos de arrepentimiento y rectificación.

Mi deteriorada memoria, apenas resistente aún, me evoca aquél por entonces estimulante precepto: "la emancipación de los trabajadores será obra de los trabajadores mismos". ¿Dónde quedaron aquéllas luchas obreras?; y sobre todo, ¿en qué cuneta abandonamos nuestra supuesta conciencia y solidaridad de clase?.

¿Qué han hecho de tí, otrora emblemático y honorable PSOE, ¿quo vadis?.

Reitero, de nuevo, lo que en alguna ocasión reproché a Isidoro en su ya entonces emergente claudicación: "no tenéis derecho, ningún derecho a transmutar este partido; cread otro, os es legítimo, pero no enfanguéis éste".

Falacia tras falacia, un burdo planteamiento tras otro, estos últimos días hemos sido espectadores de un mal teatrillo de comedia. Sus mejores actores, no obstante, y también más sinceros, los representantes de Ciudadanos: reconocen su DNI, y abiertamente confiesan sus neoliberales medidas propuestas; esto sí, a lo moderno, sin los clásicos y obsoletos "tics".

Los podemistas, por su parte, se repliegan salvaguardados por una supuesta pureza de sangre, ambiguos sin embargo y como les es común (ni "mosca, ni "gusano" para su pesca en estas revueltas aguas, sin distinción de especie).

Por mucho que los unos y otros actores traten de convencer al "patio de butacas", la única ciencia exacta, la aritmética, sí que podría llegar a adicionar el número suficiente de "delegados públicos" de izquierda en el sacro-santo Hemiciclo parlamentario ...y, claro que sí, y aún resultaría más fácil, fortalecer la clásica derechona hispana ... para nuestra sempiterna desgracia, así nos resultó mucho más domésticamente reiterativo.

¡Ah!, pero olvidábamos la inexorabilidad de las puñeteras líneas rojas; esas irrefutables, aunque invisibles y herméticas fronteras, "conditio sine quanom" que se antepone previamente en cualquier mesa negociadora que se precie; en el fondo y las más de las veces, mero tapón justificativo de la casi siempre cordial y amistosa ruptura.

Pero lo que es insoslayable, lo realmente subyacente, es la derechización incuestionable del PSOE y su típica y tópica tibieza políticas, así como el inconsecuente empuje, a empellones, de los podemistas, irracional e inaceptable. 

Todo ello nos conduce a su irreconciliable homologación y a la imposiblidad del mínimo entendimiento entre ambos; es decir, en "román paladino", al fracaso, al menos potencial y por el momento, de la izquierda en nuestro país.

Pero como hasta de las derrotas se aprende, o así debería ser, tal descarnado desenmascaramiento mutuo tendría que servirnos de dolorosa, pero positiva lección ante la plausibilidad de inminentes nuevas elecciones generales.

Confiemos en ello ...




martes, 1 de marzo de 2016

DEFICIENTE ELENCO TEATRAL

La deriva a que están llevando al PSOE sus máximos dirigentes desde hace algunos lustros ya ha sobrepasado cualquier imaginable frontera ideológica.

Fueron "Isidoro" y los suyos sus iniciales transgresores, con la renuncia al marxismo, quienes dieron el primer empujón a este centenario partido hacia el insondable abismo de la indefinición política y al aburguesamiento sociolberal.

Desde entonces se pasó a la renuncia, "per saecula saeculorum", del principal objetivo que todo partido socialista debiera marcarse: la emancipación de los trabajadores.

Resulta manido, que lo es, pero dramáticamente cierto, que también, que sus ancestrales siglas ninguna relación etimológica mantienen a día de hoy: ni es, ya, un verdadero partido socialista, ni mucho menos, obrero.

Si las añagazas y mentiras de la derechona española siempre han sido insultantes, no le van a la zaga las burdas oratorias de los portavoces del PSOE en el intento de justificar sus insostenibles veleidades políticas (evidentemente fuera del mínimo respeto intelectual), sobre todo en las actuales negociaciones partidarias para la investidura de su "dependiente" candidato a la Presidencia del Gobierno y equipo legislativo resultante del mismo.

El bochornoso espectáculo a que nos están sometiendo en estas actuales fechas a través de sus principales interlocutores, no es sino el resultado de una muy deficiente y desidiosa interpretación de ebriedad maquiavélica.

A estos irresponsables ni siquiera parece importarles echar por tierra, de un plumazo, la honrosa lucha de tantos años, enjugar, ingratamente, de golpe y gratuitamente, tanta heroica sangre derramada por sus honorables predecesores ...están arrastrando al PSOE a un desastroso, irreversible y muy próximo final. Son éllos, los que tanto apelan a la coherencia y reclaman a otros, los fundamentales culposos protagonistas de la degeneración de este antiguo fiable histórico partido.

Tampoco estos impresentables se esmeran en disimulos excesivos, sus disfraces traslucen muy visiblemente el contenido; en "román paladino": se les vé el plumero sin esfuerzo ninguno. En definitiva, vienen a ofrecer poca, muy poca distinción práctica respecto de aquéllos otros a quienes se les debiera presuponer frontal enemigo: el neoliberalismo puro y duro ...que tanto daño nos viene infringiendo.

En realidad, amén del daño general que con su indubitable derechización están generando estos perniciosos líderes a nuestra conciudadanía y a su propia Organización, mi paralelo, y no por ello secundario sentimiento, va dirigido a esos/as fieles militantes de corazón que llevan sufriéndoles imperdonables incoherencias y traiciones sin límite.

Es a ellos a quienes me dirijo primordialmente; les confirmo que no son ellos los equivocados; que el verdadero socialismo es otra cosa ...otra cosa muy diferente ...

Quiero deciros, compañeros/as, que también somos casi legión los que hubimos de salir de esa trampa, de esa impunemente mancillada "casa de todos". Y que en la emancipatoria lucha por las clases populares, en la eterna batalla socialista, somos también muchos/as otros/as los que, como nuestro primer día, seguimos comprometidos, activos e ilusionados.

No os debierais obsesionar por unas encumbradas y otrora soñadas siglas, en este momento triste y violentamente vaciadas de contenido. Existen otras dignas y honrosas opciones políticas, limpias; hay al menos otro partido, socialista democrático, republicano, laico, ecologista, que os está esperando. 

En Alternativa Socialista (CLIAS) os aguardamos para, juntos, continuar  en pertinaz e irrenunciable lucha en defensa de los trabajadores, por las libertades ciudadanas, por la igualdad y por la justicia social ...

Toni Fernández Díaz
Secretario de Organización-Madrid
Alternativa Socialista (CLIAS)












martes, 16 de febrero de 2016

LA GRAN TRAMPA DE LA UE Y LOS TRATADOS EXTRACONTINENTALES

En nuestra Historia Universal, la Unidad de Europa aparece de forma constante. El mismo espíritu, la misma maestría, la misma técnica...la misma moneda-?, la misma lengua-?.

Numerosos pensadores propusieron hacer de Europa una Organización armónica: Leibnitz, el Abbe de Saint Pierre y San Simón ...

Los estadistas proponían acuerdos y elaborar tratados; consideraban a Europa un conjunto relacionado y acuñaron expresiones como: "sistema político de Europa", o "concierto europeo".

También, en el período de entreguerras, Condennove-Kelersi, plasmó sus perspicaces ideas sobre esta unión en su libro "Pan-Europa".

Pero no fue sino hasta 1.945 que empezaron a cristalizar todas estas propuestas: Adenauer, Bech, Beyen, Churchill, Gasperi, Hallstein, Mansholt, Monnet, Schuman, Spaak, Spinelli, fueron sus principales propulsores.

En principio, el anhelo de tan magna idea nació del loable propósito de acabar con los frecuentes y cruentos conflictos entre vecinos (ambas guerras mundiales), y alcanzar, consecuentemente, una paz duradera.

Es decir, se trataba, fundamentalmente, de hacer realidad definitiva la poética idea -como se está viendo- de la unión de los pueblos continentales (hacer homologable y digna la vida de todos los habitantes de la culta y vieja Europa).

Ha sido precisamente este prioritario y generoso objetivo el que la congénita ambición humana ha traicionado, el que nos ha traído esta otra dramática y cruda realidad: ha tergiversado, de forma absolutamente intencionada, esta solidaria humana pretensión, ha creado en su lugar el "Gran Bazar Europeo", el "Templo de los Mercados".

...Y "aquéllas aguas trajeron estos lodos ...".

El TTIP, el TAFTA, el ACTI, están generando el lógico temor a la desprotección civil, a la pérdida de los derechos adquiridos de la ciudadanía frente al único interés económico mercantilista.

Los defensores de tales infaustos tratados comerciales argumentan que los mismos serían beneficiosos para el crecimiento económico de las naciones firmantes. Sin embargo, muy al contrario y lo más cierto, es que estos contratos comerciales aumentarían (aún más) el poder de las empresas y desregularían los mercados, rebajando los niveles de protección social y medioambiental de forma drástica.

De momento, y sin todavía la formalización definitiva de tales contratos, estamos viendo el proceloso camino por el que subrepticiamente viene caminando, ya, nuestra Unión Europea:

El grupo de la Izquierda Unitaria en el Parlamento Europeo (GUE) se ha visto obligado a presentar una demanda contra la Comisión Europea, en el Tribunal de Justicia (corte de Primera Instancia).

El motivo: las restricciones impuestas por dicha institución a la hora de facilitar el acceso a documentos relativos a los acuerdos fiscales entre los Estados miembros y las multinacionales (se van destapando una red de paraísos fiscales en la UE "a medida" de las grandes firmas transnacionales, como Appel, Starbucks, Fiat, o Google), según las inequívocas conclusiones de un estudio efectuado por los profesores de Derecho Público, Andreas Fischer-Lescano y Nele Austermann, por encargo del Centre of European Law and Politics.

"... el Ejecutivo de Jean-Claud Juncker viola la legislación comunitaria al no entregar los documentos reclamados, entre ellos, las propias minutas y actas del trascendental Grupo del Código de Conducta sobre la tributación de los grandes negocios (CoCG) -cónclave perteneciente al Ecofin- (Consejo de Ministros de Finanzas de la UE), que delibera, fundamentalmente, sobre la fiscalidad de las grandes firmas de la UE, en medio de la opacidad, según revela el texto del citado estudio.

¿QUÉ NOS DEPARARÁ EL FUTURO ANSIA NEOLIBERAL? ... ¿SEREMOS CAPACES DE ECHAR A TANTO IMPRESENTABLE DE NUESTRAS MACROINSTITUCIONES?.

...¿SIQUIERA LOGRAREMOS UN GOBIERNO NACIONAL DE PROGRESO?.




domingo, 24 de enero de 2016

¿OCCIDENTE, DESHUMANIZADO?.

Occidente y su mercantilista mundo neoliberal debiera imitar, al menos en determinados humanos gestos, al tan difamado gobierno de nuestra fraterna isla caribeña, Cuba, tan  por otra parte permanente "apetecible bocado" de ese insaciable fagocitador país imperialista por todos conocido.

Muy egoístas, espurias e intolerables exigencias venimos registrando desde la omnipotente industria farmacéutica.

Los precios que logran fijar tras las sospechosas ágiles negociaciones con sus correspondientes Ministerios de Sanidad y demás instituciones internacionales respecto de sus innovaciones farmacológicas, resultan siempre desorbitados y hasta de peligroso y amenazador ámbito selectivo -fáctica inasequible posibilidad adquisitiva para un ingente resto de población mundial- ...y no solo correspondiente al llamado "Tercer Mundo", por cierto y lógicamente, primer potencial dependiente.

Ese imperdonable desapego hacia nuestra globalizada Comunidad, esa conocida potencialidad lesiva, es perfectamente asumida por los directivos de estos emporios industriales y una vez más, en este caso, subordinada frente al prevalente factor de la rentabilidad económica, es decir, vuelve de nuevo, a ser considerado como otro "efecto colateral indeseable".

Y mientras todo este drama ocurre entre las fronteras de este nuestro "ejemplar" primer mundo, otros injustamente denigrados pueblos nos abochornan con básicas lecciones convivenciales.

Resulta auténticamente obscena la inevitable contrastación de actitudes entre las grandes multinacionales farmacéuticas y la del gobierno de este unilateralmente castigado país, Cuba.

En España, pero también en distintos países y en estos precisos momentos, aún persistimos luchando por lograr unos más racionales costos para productos medicamentosos de primera y básica necesidad, imprescindibles para la supervivencia, como por ejemplo para la del significado número de pacientes afectos de Hepatitis "C".

Y es el mundo reconocido de la Ciencia quien, de continuo, se ve sorprendido y sobrepasado frente a la excelencia de esos insuficientemente dotados investigadores cubanos que sacan a la luz, con incompresible frecuencia, muy primordiales medicamentos con la prioritaria intención de cubrir la miseria humana que significa la enfermedad. 

Ha sido, otra vez, el Centro de Inmunología Molecular cubano, el que ha obtenido otra eficaz vacuna, terapéutica en esta ocasión, para el tratamiento del cáncer de pulmón.

Paradógicamente y cogido en su propia trampa (embargo económico), EE.UU. está lejos de viabilizar la comercialización de tan atractivo y necesario producto, muy distantes aún sus ciudadanos de poder contar con él, a contrastante diferencia de sus cercanos vecinos cubanos que en cambio disponen del mismo de forma absolutamente gratuita.

En la actualidad, este Centro investigador caribeño (CMI) exporta, a más de 30 países, medicamentos contra distintos tipos de cáncer, así como de anticuerpos monoclonales por valor de 80 millones de dólares anuales, además de abastecer a su mercado nacional.

Tomemos ejemplo y luchemos, sin denuedo, porque la globalización de nuestro Planeta sea auténticamente solidaria ...sobre todo en persecución de la mayor perdurabilidad de nuestra especie.










miércoles, 16 de diciembre de 2015

"ALEA IACTA EST"

Nos va quedando lejos ya, 1.977, y la no tan satisfactoria Transición.

Muchas confrontaciones electorales desde entonces, pero no tantas, ni tan halagüeñas oportunidades fácticas para la izquierda de nuestro país.

Es doloroso recordar la aplastante  y bochornosa defraudación, tras el entusiasta, histórico, rotundo, e inédito triunfo que logramos en aquél PSOE de 1.982, irrepetible, seguramente, por bastantes venideros lustros.

"Vamos a poner a España que no la va a conocer ni la madre que la parió", llegó a asegurar mi por entonces admirado compañero Guerra. Tan repetida frase fue la expresión que tantos de nosotros compartíamos desde  luengo tiempo.

Muy enseguida se nos trajo a la cruda realidad, se nos traicionó sorprendente y vilmente; nuestro empático "Isidoro" doblegó la cerviz ante los rancios y ancestrales poderes económicos (nacionales e internacionales), tachó, de un plumazo, todas aquéllas ciudadanas ilusiones. Fueron, ciertamente, aquéllos hasta entonces convincentes "títeres" dirigentes, disfrazados de aparente honrosa "pana obrera", quienes nos arrastraron a la decepción más absoluta ..."no nos dejaron, arguyeron" ...nunca les dejan ...

Y ahora, 2.015, nos ha vuelto a ofrecer otro ideal escenario, nos ha encauzado en el camino hacia nuestra alcanzable meta progresista ...por desgracia, otra ocasión (la segunda) torpemente fallida, otro excepcional favorable momento en nuestra reciente historia política que nos impelen a desaprovechar ..para mayor regodeo  de la clasista "derechona" hispana: "Alea iacta est".

Me resulta imperdonable, nunca podré, ni querré disculpar los pecaminosos personalismos, ni hegemonías partidarias de una izquierda siempre dividida y en permanente predadora confrontación; nuestro sufrido Pueblo no lo merece ...en realidad la indignidad les corresponde a ellos, a los responsables directos de tanta inicuidad, son estos ídolos de barro quienes se autodemeritan para su mayor oprobio ...y será la Historia la que vendrá a recordárselo.

Ya alcanzamos a ver el final del camino, el 20-D ya está aquí, pero también y a la vez, la decepción más general, el descorazonamiento, la abulia, la renuncia, la decepción populares ... la insoportabilidad del despropósito.

Otra vez más, las arteras armas de nuestro común y eterno rival -el neoliberalismo más recalcitrante- con los clásicos tres fácticos poderes en sus manos (más el "cuarto" de la comunicación), y la "ayuda" sumada de la eterna rivalidad de la izquierda, ofrecen tan  hilarante panorama para el insaciable dragón enemigo que no cabe en su henchido gozo.

De nuevo, incomprensiblemente, los "menos" vencerán a los "más"; de nuevo se impondrá la "sinrazón".

Confiemos, al menos, en que a partir de ahora, sus manipuladoras argucias parlamentarias estarán más controladas por una, ahora sí, auténtica oposición y control políticos.